Tuesday, September 02, 2008

copying in the wind

Los ochenta, los noventa,
han quedado atrás, tan cerca,
que aún los hueles, los vistes,
los recuerdas, tan tristes.

Llegó el veintiuno,
y se van los días sin pesar,
y cada mañana,
el cielo, azulísimo, de Madrid,
brilla y huele igual.

¿No sabias que,
todos mis héroes murieron
el día que,
todos mis amigos supieron,
que me iba
y no, nada dijeron?

Jimmy shoes se destrozó las piernas
tratando de aprender a volar,
pero es que le dijo a mamá,
que tenía que probar,
que debía soñar,
que ya mejor morir,
antes que desertar.

1 comment:

mado said...

genial bon jovi!

perfecta para dias, "tristes" en los que amas sin amor.